Nuevo pabellón deportivo

Nuevo pabellón deportivo

El edificio es un antiguo convento, del siglo XVII ubicado en el barrio granadino de Gracia. Durante mucho tiempo estuvo abandonado hasta que en el siglo XX tras una reforma importante pasó a ser Seminario Menor de San Cecilio durante aproximadamente 40 años.

La intervención de restauración y rehabilitación se realiza en lo que queda del Seminario Menor, ya que una parte del edificio en la zona noroeste del edificio se demolió a finales del siglo XX, por lo que muros de carga interiores han quedado al descubierto como exteriores, con el consecuente problema del remate de las cubiertas. Se trata deun edificio de tres plantas de altura, que se desarrolla en torno a un gran patio central cuadrado con fuente y limoneros. En las dos primeras plantas existe una galería con arcos cerrada que hace de distribuidor.

Tras muchos años de abandono la construcción se encontraba en un estado avanzado de deterioro. La planta de semisótano era la que mejor se conservaba, sin embargo, las plantas superiores, habían sufrido importantes daños provocados en su mayor medida por humedades y vencimientos de techos y cubierta.

La intervención tiene como objetivo recuperar con todo su valor patrimonial del edificio del antiguo seminario de San Cecilio respetando los aspectos fundamentales. Adecuándose los nuevos usos a su geometría y disposición espacial de las diferentes estancias originarias del edificio por un lado, y actuando de forma coherente a la naturaleza de su sistema constructivo.

La estructura del edificio está realizada con muros de carga de fábrica de ladrillo macizo y forjados de madera con vigas y entrevigado de madera. Se ha realizado una importante operación de reparación de cubiertas.
Las nuevas intervenciones se limitan a la incorporación e los elementos necesarios para el cumplimiento de la normativa. Un ascensor, un núcleo de baños por planta y una nueva escalera exenta, como un mueble que apoya lo mínimo necesario para su estabilidad.
Las carpinterías de madera se restauran y los pavimentos hidráulicos existentes con diversos dibujos, según las estancias, se mantienen, ya que se encuentran en buen estado de conservación y es un valor del edificio. Habrá zonas que haya que reparar y se realizará con piezas de similares características.
Una intervención guiada por un principio de profundo respeto por lo existente y racionalidad para ajustarse a los nuevos requerimientos funcionales y normativos.

En el interior de la manzana, rodeado de medianera de gran altura se ordena una zona de patio de juego y un nuevo polideportivo, en un solar con fuertes condicionantes. El terreno en el que se asienta es de rellenos hasta los 20 metros de profundidad no se encuentre el firme en el lado que linda con la medianera, lo que penaliza la cimentación.
Esto resuelta especialmente grave si se considera que La normativa urbanística permite la construcción de un edificio de seis plantas. Aunque en esta fase solo se construye un espacio diáfano para su uso deportivo se calcula y prepara la estructura para la construcción en el futuro del edificio completo.
Se opta por un sistema estructural ligero de clt, madera contra laminada con vigas en v que salvan la luz sin ningún apoyo intermedio y con entradas de luz cenital en los extremos así como tres ventanas laterales que se abren a un futuro patio. La madera se queda vista al interior con un tratamiento de para mejorar su comportamiento frente al fuego y por el exterior se protege con 8 cms de SATE, que garantizan un aislamiento frente al frio y el calor de la intemperie.
La geometría se ajusta al solar disponible y la distribución es muy simple, se accede por la parte alta, por el lateral izquierdo se disponen los vestuarios y por la derecha se desciende por una rampa a la pista deportiva.

2021-01-05T12:35:14+01:00