casa bioclimática en Granada

casa bioclimática en Granada

La mayoría de las fachadas del casco histórico sólo se perciben de forma oblicua al seguir el recorrido de las calles estrechas. La situación estratégica de esta vivienda, telón de fondo de la calle San Juan Baja la dota de cierta singularidad. El proyecto responde a esta situación con un muro neutro, blanco, en el que se abre un hueco a esa mirada frontal, lejana. Un hueco singular que adquiere un valor urbano de cierto protagonismo al ser el final de perspectiva de una calle que se corta de forma brusca. La situación asimétrica del mismo responde a la propia geometría urbana, al quiebro de la calle.

El espacio interior se configura en torno a un vacío interior articulado por el mínimo número de elementos necesarios para resolver el programa. Los dos objetivos que ordenan el trabajo son los la conducción de la luz y la precisión constructiva.

Al tratarse de un solar estrecho el proyecto se vuelca a captar el sol y se cuida espacialmente la orientación; se abre al sur el patio, de forma que el vacío generado asegura la presencia del sol en la escalera que sirve de difusor de la luz. Para ello el cerramiento del patio se hace opaco en el cuero superior, que a modo de pantalla refleja la luz hacia las plantas interiores. La continuidad espacial, la propia angostura del solar -114 metros de planta- ha llevado a minimizar las divisiones interiores para conseguir la sensación de máxima amplitud y se ha procurado la continuidad visual interior exterior.

2019-11-29T18:33:43+01:00