galería Sandunga. Granada

memoria

Arquitecturas imperfectas, fragmentos de ciudad reciclados, intervenciones que asumen sus propios condicionantes y se convierten en oportunidades para experimentar con nuevos materiales, con nuevas formas de construir, habitar o mirar el mundo. Espacios con usos concretos y diversos que se acomodan a lo existente por caminos nuevos. Soluciones arquitectónicas para problemas complejos y reales que siguen una regla a rajatabla. Hacer solo lo imprescindible, demoler solo lo imprescindible. Así, esta galería de arte contemporáneo en un local irregular en la plaza del Prof Fontboté en Granada se convierte en espacio para el arte contemporáneo, largos paños de exposición detrás de un cristal. Una caja de acero que gira la entrada, nada más. Una obra menor, porque se ha realizado en el menor tiempo con el menor presupuesto pero que esconde una carga profunda de reflexión. Atiende a las condiciones de sostenibilidad y creatividad que exige este siglo que ha de convivir con lo heredado, se reconozca o no su valor patrimonial. Reciclar la arquitectura es mucho más que restaurar o rehabilitar, es aceptar lo recibido y transformarlo sin renunciar a los valores esenciales de la arquitectura, sin renunciar a la luz y a la sombra, sin renunciar al silencio, sin renunciar a perseguir la difícil invisibilidad de la precisión.

Para este proyecto hemos diseñado un sistema de pared con ruedas  de madera que permite la transformación de la galería a las necesidades de cada exposición. Las ruedas tienen frenos para evitar que se desplacen de forma indeseada.

La iluminación unos tubos fluorescentes por debajo de las instalaciones. Nada más, la forma de la sala a gusto del artista.