Archivos de la categoría reciclaje arquitectónico

restaurante Camaura. Granada

memoria

Esta obra se planteó inicialmente como la rehabilitación de una antigua vaquería en la vega de Granada. Un territorio amplio y fértil marcado por la presencia al sur de Sierra Nevada. Las malas condiciones estructurales y constructivas de la edificación anterior, con partes totalmente arruinadas, obligaron a plantearse una obra nueva manteniendo, por obligación urbanística, la volumetría existente. Dos piezas singulares, el establo y el granero, unidas por una crujía ahora se convierten en restaurante y café. El largo pasillo de unión alberga todos los elementos de servicio.

El objetivo era conseguir una buena relación con el paisaje desde la nave principal y construirlo con un presupuesto mínimo. Quizás el elemento más interesante constructivamente es la solución de la fachada acristalada delantera cuyas puertas pueden plegarse y recoger su canto dentro de la propia estructura portante, unas U 240 a las que se abisagran directamente las puertas.

zapatería Angela. Granada

memoria

Esta rehabilitación tiene lugar en un edificio característico del casco histórico de la ciudad de Granada, próximo a la Catedral, cabecera de manzana con fachadas a c/ Zacatín y c/ Estribo, estando catalogado dentro del plan especial del área centro.

En este local, situado en una calle tradicionalmente comercial, se ha generado un espacio que además de mantener su uso, pretende enriquecer el área peatonal de la calle. Los criterios con los que se lleva a cabo la operación parten de un entendimiento del lugar, buscando la continuidad visual y el respeto a los elementos existentes en la estructura del edificio y en la trama urbana.

La escalera, junto con el elevador, se plantea como parte importante de la escenografía de la tienda. Se sitúa en una caja existente de muy pequeñas dimensiones y resuelve la comunicación vertical de las cuatro plantas a modo de espiral ligera, que parece flotar separándose 5 cm de las paredes blancas, y dejando pasar la luz. Esta pieza se realiza mediante el pliegue de una chapa de acero de 3 mm de espesor con tratamiento de Owatroll soldado a una estructura previamente embutida en los paramentos perimetrales. El elevador junto a ella se convierte en una lámpara de enormes dimensiones que refuerza la verticalidad del conjunto e ilumina de modo difuso el espacio a través de sus paredes traslúcidas.

Los escaparates son de vidrio colocados sin carpintería, a tope contra los resaltes existentes en los pilares de piedra y fijados mediante tacos puntuales de acero inoxidable mate al interior.  A lo largo del escaparate se desarrolla un elemento de chapa blanca plegada, reforzada en su reverso con pletinas atornilladas a rastreles en suelo o paredes. Ejercicio de papiroflexia que muestra bolsos y zapatos, adheridos a ella con imanes cuando lo exige la gravedad.

Publicaciones
Top Shops. Barcelona 2006
Frame nº41. Amsterdam 2004
R&R Restauración y Rehabilitación nº 88. Valencia 2004
ÇPeriódico de arquitectura nº8-9. Granada 2005
‘Elisa Valero 1998-2008′. Valencia 2009

parroquia de San Ildefonso. Granada

memoria

A la sombra de una parra centenaria.

Erigida en 1501 como parroquia, la iglesia de San Ildefonso se construyó extramuros de la ciudad, cerca de la mezquita de Rabadasif y junto al aljibe de este nombre, que se conservaba inmediato a ella. El templo es de planta basilical con una única nave y a la que se abren capillas laterales. La cabecera, de planta cuadrada, comunica a la sacristía, a la casa rectoral y la del sacristán.

El proyecto consiste en habilitar estas dependencias anexas de mala construcción en la que con los años se han sucedido una suma de intervenciones parciales poco afortunadas para dotar el conjunto de los necesarios despachos y salas de reuniones. En el muro del templo se encontró un arco de una antigua puerta de acceso cancelada en el siglo XVI de la que se ha dejado la traza vista. Con presupuesto exiguo se ha realizado esta intervención, las particiones acristaladas dejan pasar la luz y la vista al pasillo, los suelos son de hormigón pulido coloreado y las carpinterías de madera lacadas en blanco.

A estas dependencias de carácter doméstico se accede a través de un patio irregular cubierto por una parra centenaria que con su sombra lo cobija y protege. Esta sabia arquitectura vegetal dotaba carácter el lugar. Una persona me contó que en los años 30 siendo ella muy niña fueron a San Ildefonso a bautizar a su hermano y de aquello sólo recordaba un patio con una parra. La arquitectura mediterránea podría definirse como la creación de la sombra adecuada. El control de la luz pasa por la construcción de sombras, que en definitiva es lo que nosotros podemos modificar. La sombra es la aportación con la que los arquitectos dibujan como con tinta china las líneas sutiles de los órdenes clásicos en los templos griegos, con la que las tiendas de los nómadas definen sus límites, o los patios del Albaycin se defienden del sol meridiano.

Publicaciones
H2O. Valencia 2009

farmacia Ogáyar. Granada

memoria

La intervención en la farmacia Ogáyar sintetiza la búsqueda de la imagen limpia y aséptica de un laboratorio con el intento de hacer resaltar los productos que, colocados en livianas estanterías, reclaman la atención del cliente.

El diseño de la propuesta se hace extensivo al mobiliario, que ordena el movimiento en el interior de la farmacia, a la vez que sirve de manera funcional a las necesidades de exposición y venta de productos.

El acero inoxidable y los vidrios translúcidos se combinan en un fondo blanco que cede el protagonismo de la intervención al producto farmacéutico. Diseño y marketing se alían.

Publicaciones
H2O. Valencia 2009

clínica dental. Granada

memoria

En un local de la Chana, barrio popular de Granada, se plantea esta clínica dental como unas cajas de vidrio que contienen las cabinas aisladas del ruido y que separan la zona del público, en fachada de la zona de trabajo al interior. Por un juego de vinilos grabados diseñados por la agencia de marketing “Limón” se logra que la visión de los árboles de la avenida esté presente dentro de las cabinas.

La intervención se precisa que sea rápida y económica por ser un local en alquiler. Las materiales fuertes, resina de poliuretano para el suelo con un acabado sin juntas, cristales y carpinterías de DM lacado en blanco.

Publicaciones
H2O. Valencia 2009

galería Sandunga. Granada

memoria

Arquitecturas imperfectas, fragmentos de ciudad reciclados, intervenciones que asumen sus propios condicionantes y se convierten en oportunidades para experimentar con nuevos materiales, con nuevas formas de construir, habitar o mirar el mundo. Espacios con usos concretos y diversos que se acomodan a lo existente por caminos nuevos. Soluciones arquitectónicas para problemas complejos y reales que siguen una regla a rajatabla. Hacer solo lo imprescindible, demoler solo lo imprescindible. Así, esta galería de arte contemporáneo en un local irregular en la plaza del Prof Fontboté en Granada se convierte en espacio para el arte contemporáneo, largos paños de exposición detrás de un cristal. Una caja de acero que gira la entrada, nada más. Una obra menor, porque se ha realizado en el menor tiempo con el menor presupuesto pero que esconde una carga profunda de reflexión. Atiende a las condiciones de sostenibilidad y creatividad que exige este siglo que ha de convivir con lo heredado, se reconozca o no su valor patrimonial. Reciclar la arquitectura es mucho más que restaurar o rehabilitar, es aceptar lo recibido y transformarlo sin renunciar a los valores esenciales de la arquitectura, sin renunciar a la luz y a la sombra, sin renunciar al silencio, sin renunciar a perseguir la difícil invisibilidad de la precisión.

Para este proyecto hemos diseñado un sistema de pared con ruedas  de madera que permite la transformación de la galería a las necesidades de cada exposición. Las ruedas tienen frenos para evitar que se desplacen de forma indeseada.

La iluminación unos tubos fluorescentes por debajo de las instalaciones. Nada más, la forma de la sala a gusto del artista. 

rehabilitación de Convento de Santo Domingo para sala de exposiciones. Huéscar (con Antonio Jiménez Torrecillas)

memoria

Esta obra se realiza a partir de un proyecto inicial de Antonio Jiménez Torrecillas.

Tres años después de la llegada de los dominicos a Huéscar 1544, éstos se hicieron con un solar donde edificar su convento.

El complejo conventual debió de ser trazado según los modelos entonces vigentes para esa clase de edificios: un organismo cuadrangular con cuatro alas en torno a un claustro central e iglesia adosada lateralmente. No se construyo mas que una parte.

La intervención se realiza en una de las alas originales con artesonado de madera, posteriormente reforzado para ser usado como almacén de trigo y en la nave anexa que se encontraba derruida. La intervención respeta al máximo lo existente y se trata de hacer una recuperación del espacio y adecuación a sala de exposiciones de bajo coste. Se incorpora una escalera nueva de acceso a la planta alta. El forjado, que estaba hundido se ha repuesto con una ondulación en la cara inferior que acústicamente funciona muy bien. Las carpintería se reutilizan filtrando la luz con alabastro.