Archivos de la categoría arquitectura para habitar

13 viviendas autoconstruidas en Palenciana. Córdoba

memoria

La arquitectura pertenece al lugar, que la condiciona y la singulariza. La trama urbana, la topografía y con ello la condición de mirador o la inserción en el paisaje, las condiciones lumínicas y el uso de los materiales están en el arranque de una idea que se ha materializado aquí en continuidad con la tradición popular andaluza en unas casas blancas de un pueblo blanco.

A su vez se opta por un lenguaje contemporáneo, adaptándonos a la técnica y a la estética del momento actual, insertándonos en la historia desde el presente y rehusando apoyarnos en una relación de imitación folclórica con la arquitectura heredada.

En estas viviendas de dimensiones tan ajustadas se ha intentado jugar con la escala y descomprimirlas. Para ello cobra especial importancia el recorrido. Se accede desde un porche cerrado por tres de sus lados y con el techo a la altura del dintel de la puerta y a continuación se percibe el ámbito de la escalera, un volumen de aire generoso iluminado cenitalmente por un lucernario a 6 metros que genera un efecto ascendente y de amplitud.

La precisión implica la resolución de los problemas minimizándolos. Precisión en la utilización de materiales adecuados para evitar que se produzcan futuras patologías, contando con la acción de la naturaleza y el paso del tiempo en los materiales de construcción. Precisión en el uso de la luz, el exceso en las tierras del sur puede ser un defecto, ella es la protagonista del espacio interior a través del lucernario de la escalera. Y precisión en la escala, cuidando la dimensión de las partes respecto al todo así como la relación de las partes entre si. La adecuación de los volúmenes en su compacidad o fragmentación a la trama urbana.

Publicaciones
ON Diseño nº279. Barcelona 2007
Libro II premio de arquitectura con Termoarcilla 2002-2004. 2005
Innovación en vivienda social. 2005
Arquitectura pública en Andalucía 03-04
Arquitectos nº 168. Madrid 2004
Viviendas unifamiliares adosadas. 2003
Concurso de proyectos 1998 Propuestas de los equipos adjudicatarios. Sevilla 1999
Catálogo de exposición de los becarios de la Academia de España en Roma 2002/2003  ‘Elisa Valero 1998-2008′. Valencia 2009 

casa bioclimática en Granada

memoria

La mayoría de las fachadas del casco histórico sólo se perciben de forma oblicua al seguir el recorrido de las calles estrechas. La situación estratégica de esta vivienda, telón de fondo de la calle San Juan Baja la dota de cierta singularidad. El proyecto responde a esta situación con un muro neutro, blanco, en el que se abre un hueco a esa mirada frontal, lejana. Un hueco singular que adquiere un valor urbano de cierto protagonismo al ser el final de perspectiva de una calle que se corta de forma brusca. La situación asimétrica del mismo responde a la propia geometría urbana, al quiebro de la calle.

El espacio interior se configura en torno a un vacío interior articulado por el mínimo número de elementos necesarios para resolver el programa. Los dos objetivos que ordenan el trabajo son los la conducción de la luz y la precisión constructiva.

Al tratarse de un solar estrecho el proyecto se vuelca a captar el sol y se cuida espacialmente la orientación; se abre al sur el patio, de forma que el vacío generado asegura la presencia del sol en la escalera que sirve de difusor de la luz. Para ello el cerramiento del patio se hace opaco en el cuero superior, que a modo de pantalla refleja la luz hacia las plantas interiores. La continuidad espacial, la propia angostura del solar -114 metros de planta- ha llevado a minimizar las divisiones interiores para conseguir la sensación de máxima amplitud y se ha procurado la continuidad visual interior exterior.

Publicaciones
Townhouses, Editorial Callwey. München 2008
CASABELLA nº744, Milan 2006
On Diseño nº272. Barcelona 2006
Arquitectura Viva nº100. Madrid 2005
Neutra nº12-13. Sevilla 2005
R&R Restauración y Rehabilitación nº96. Valencia 2005
Casas en la ciudad entre medianeras. Barcelona 2005
Arquitectos nº173. Madrid 2005
Periódico de arquitectura nº8-9. Granada 2005
‘Elisa Valero 1998-2008′. Valencia 2009 

casa Collado en Alhaurín de la Torre. Málaga

memoria

Para esta intervención se ha procurado elaborar una solución contenida en su coste de ejecución, combinando la proporción justa de los volúmenes, con un sistema constructivo acorde con el lugar y los medios disponibles tanto económicos como técnicos.

De acuerdo con las necesidades planteadas y teniendo en cuenta la normativa urbanística a aplicar el edificio pretende responder a la situación urbanística en que se emplaza. El proyecto se separa de todos los linderos 3 metros, cerrándose a la calle y volcando la vivienda al jardín que genera en la parte trasera. Se utilizan los materiales tradicionales.

La estructura tipológica es la de casa aislada tradicional. El acceso se hace por la calle Alandalus atravesando un pequeño jardín delantero. Accedemos al vestíbulo que nos introduce directamente al salón comedor, y en continuación al gran jardín trasero. Adyacente al salón se encuentra el núcleo de comunicaciones verticales, que por su posición separa las zonas húmedas del salón-comedor. Se busca continuidad en los espacios interiores, junto con los exteriores, así como un claro funcionamiento de la vivienda.

En planta primera, la planta se organiza con la escalera y el pasillo, como comunicador visual del salón-comedor con la zona de noche. Al fondo una gran terraza que se abre a todas direcciones.

La planta sótano se deprime con respecto a la calle Alandalus 1.80 metros, el acceso esta se produce por el núcleo de comunicaciones verticales, iluminándose naturalmente a través del salón, la planta sótano se completa con una habitación, los almacenes y el garaje.

Publicaciones
‘Elisa Valero 1998-2008′. Valencia 2009

casa Valero Maldonado en Pola de Siero. Asturias

memoria

Esta vivienda responde a un encargo muy peculiar. Se va a construir a más de mil kilómetros del estudio y con un presupuesto muy bajo. Un magnífico pretexto para investigar en el campo de la precisión en su doble acepción, el carácter de necesidad y de rigor.

El primer paso, estudiar el lugar. La condición de abstracción de la propuesta remite con su horizontalidad a un paisaje más lejano. Una ladera al sur en el límite de los Corros, en el municipio de Pola de Siero. Enfrente las montañas de hayedos y castaños.

Se diseña siguiendo la lógica de los materiales. Una modulación muy estricta y la optimización de la estructura. Forjados y cerramientos son de paneles prefabricados de hormigón. Muy cerrada aparentemente se abre a un patio interior que ilumina las salas de la segunda planta, mientras el salón queda a altura y media. La arquitectura se construye en torno a un vacío y se hace presente donde no está, en el espacio intersticial.

El sistema constructivo se plantea desde la lógica de la industrialización. ¿Por qué no aplicar a vivienda los avances de la prefabricación para obtener una arquitectura sencilla, económica y de rápida ejecución?

Publicaciones
ON Diseño nº 290. Barcelona 2008
Spanish Design. Cologne (Alemania) 2008
Infodomus construcción sostenible y edificios inteligentes. Madrid 2007
Entrevista en Vía Construcción nº50. Madrid 2007
Volumenes nº42. Granada 2009
‘Elisa Valero 1998-2008′. Valencia 2009

casas de turismo rural en Molino Lucero. Málaga

memoria

La parcela en la que se sitúa esta obra era un antiguo patio de caballos del cortijo llamado Molino Lucero, en un cruce de caminos entre el pantano de Guadalteba y el pueblo de Teba de la provincia de Málaga. La forma trapezoidal e irregular de los 475 metros cuadrados de la parcela y su acceso por un camino existente en su lindero norte han sido condicionantes importantes del proyecto. También se han tenido cuenta las buenas vista del Castillo de la Estrella al noroeste y de la Sierra al  norte y noreste.

El proyecto se inspira en las construcciones vernáculas de muros blancos y huecos verticales y se ha pretendido que sean la racionalidad, la sencillez y el buen funcionamiento los criterios de esta intervención.

El programa solicitado era de dos casas en torno a una alberca, y se resuelve con una edificación en forma de L que se adapta a la geometría y topografía del lugar. La casa que linda a norte se desarrolla en una única planta para minimizar la presencia en la vía pública. El lado largo de la L adquiere mayor volumen, dejando una mayor altura en el salón, que se abre a la zona de la piscina situada al sur y una crujía de dormitorios, orientada a este, con dos plantas. Al oeste se cierra con la tapia que limita con la parcela medianera.

Publicaciones
Casas Ibéricas_Território, Cidade, Tectônica. Portugal 2007
‘Elisa Valero 1998-2008′. Valencia 2009 

26 viviendas sociales en Alameda. Malaga

memoria

Esta obra se plantea en respuesta a una muy concreta situación: una topografía alabeada, una particular relación con el paisaje, un clima continental extremo, y un ajuste presupuestario propio de la vivienda social. Alejada del núcleo urbano, en cotas algo más elevadas y abiertas, su lugar está desprovisto del acomodo que proporciona el entramado del casco histórico. Ello la vincula a una dimensión territorial que le confiere la presencia de la Sierra de Alameda. La manzana tiene una geometría casi rectangular que se divide en 2 filas de 13 parcelas rectangulares de aproximadamente 6,50 metros de fachada y 18 de fondo.

La intervención se inserta en el paisaje de forma unitaria debajo de unas cubiertas inclinadas del color de la tierra arcillosa del lugar y conformándose a la topografía de la ladera, ocho metros de caída hacia el oeste y dos hacia el norte.

Para atender a la distinta orientación y debido al cambio de cota transversal se disponen dos tipos de viviendas cuya principal diferencia es la relación con la calle, cada vivienda se establece en continuidad de suelo con dos patios, uno exterior y otro interior. En la cara norte los patios quedan elevados respecto a la calle y en la fachada sur quedan rehundidos. Esta discontinuidad provocada por la topografía consigue en ambos casos trabajar con el concepto de límite en un lugar donde la vida en la calle es parte de la cultura popular. Se produce una secuencia previa al acceso que extiende los espacios vivideros más allá de los parámetros de superficies construidas de vivienda social. De igual modo los patios traseros se producen en continuidad con las estancias interiores. Este patio común que funciona como un impluvium se pavimenta mediante una solera fratasada para evitar que el agua afecte a la cimentación. Los exteriores sin embargo se dejan con tierra vegetal a la espera que los usuarios puedan plantar algún árbol o colonizar con geranios los muretes de hormigón.

Publicaciones
Dbook. Density, Data, Diagrams, Dwellings. Vitoria-Gasteiz 2007
ON Diseño nº279. Barcelona 2007
Spain Architects: Housing Vol.2. Barcelona 2006
Concurso de proyectos 1999 Propuestas de los equipos adjudicatarios. Sevilla 2001
Arquitectura Plus nº6. Barcelona 2007
‘Elisa Valero 1998-2008′. Valencia 2009

8 viviendas sociales en Cuevas del Becerro. Málaga

memoria

Cuevas del Becerro, pequeño pueblo de la comarca de Guadalteba, se sitúa sobre un espolón calizo muy estrecho, entre la carretera y el arroyo de su nombre, en un valle de gran belleza natural. Las montañas y montes que lo rodean son como fortalezas que la protegen en el transcurrir de los tiempos. El solar se sitúa en una zona de crecimiento urbano al sureste del casco histórico y se compone de dos partes pertenecientes a dos manzanas contiguas con frente común a una que desemboca en la carretera.

La propuesta se adapta a la geometría de las parcelas y a pesar de las diferentes características dimensionales de las parcelas se pretende dar una solución unitaria al conjunto de viviendas. En la parcela menor se sitúan tres viviendas que ocupan prácticamente la totalidad de ella, a excepción de unos patios de lavadero junto a la medianera. En la parcela mayor se proyectan en torno a un patio central dos hileras de viviendas, una situada como cabeza de manzana que consta de tres viviendas con doble orientación y escalera central, y otra junto a la medianera de dos viviendas que sigue la misma lógica del tipo primero.

La construcción es sencilla, aunque la cimentación se vio condicionada por arcillas expansivas y un alto nivel freático. Los acabados son los propios del lugar, muros blancos y huecos verticales que se oscurecen con contraventanas.

Publicaciones
Volúmenes nº42. Granada 2009
‘Elisa Valero 1998-2008′. Valencia 2009

vivienda unifamiliar en Pedro Verde. Las Gabias. Granada

memoria

Construir una sombra.

El proyecto se estructura en estratos horizontales, un sistema de planos que definen una nueva línea de tierra, la plataforma propia del templo clásico que Martienssen definía como la  primera condición de la arquitectura de occidente.

Sobre la línea de tierra se construye la línea de sombra. Entre ambas, un lugar abierto para contemplar, mirar lejos, y en cuyo interior la escala se dilata en una doble altura protegida por un enorme dintel.

La línea de sombra la dibuja el volumen de los dormitorios descolgado de un sistema de cerchas metálicas, y rasgado para introducir la luz y las vistas del sur. Bajo la línea de tierra, un basamento incluye la piscina, el garaje y un espacio de juegos abierto al jardín.

Publicaciones
Volúmenes nº42. Granada 2009
‘Elisa Valero 1998-2008′. Valencia 2009

estudio en calle Belén 17. Granada

memoria

Construir un lugar propio es una oportunidad no exenta de riesgos y dificultades. Elegí un lugar fundante en Granada, en el barrio del Realejo, junto al Campo del Príncipe, en un solar  privilegiado por sus vistas a la ladera oeste de la Alhambra presidida por el auditorio Manuel de Falla y el carmen de los Mártires y al fondo, detrás de los cedros, castaños, magnolios  y palmeras de los jardines de los hotelitos de Belén, Sierra Nevada, pero que por su reducida dimensión había sido descartado por muchos ya que no tiene posibilidad de una compartimentación convencional. Con 3,60 metros de fondo y 10 de fachada esta obra es un ejercicio de mínimos. Un laboratorio de luz y de construcción para ser vivido.

El programa es excepcional como excepcional es este minúsculo solar de la calle Belén. Se adapta a ser una suma en vertical de espacios de trabajo y de vivienda unipersonal que no renuncian a tener calidad y riqueza espacial utilizando medios muy sencillos, como la manipulación de la luz natural, los juegos de alturas en el interior que pretenden compensar la estrechez de las salas y por supuesto la no compartimentación del espacio, por lo que escalera y núcleos húmedos se sitúan en los extremos dejando libre los espacios centrales.

La precisión implica la resolución de los problemas minimizándolos, es decir con el menor aporte posible y a su vez solucionando las necesidades técnicas y funcionales que se requieran.

A esa singularidad pretende atender el proyecto, que se concibe como un paño de la muralla que delimita la ciudad histórica construida y las huertas exteriores. Y así se plantea el proyecto: un muro perforado por huecos estrechos y regulares  con una única apertura en la parte alta. Como un carmen granadino más, se cierra a la calle y se abre al cielo, al jardín.

Publicaciones
Casabella nº809. Milán 2012
Hinge vol 201. May 2012
Office hour. China 2011
Wallpaper, dec 2011
Top space & art III. Artpower, 2012
Márgenes Arquitectura nº2. Granada 2011
V Premio de Arquitectura Ascensores Enor. Vigo 2011
Guía de estudios de arquitectura 2011/2012 Promateriales. Madrid 2011

casa enTera. Soria

memoria

Lugar, programa y la construcción determinan la forma de esta casa diseñada mano a mano con el cliente. Un sencillo volumen rectangular de hormigón, con cubierta a un agua, contiene los distintos espacios de esta vivienda.

La estrategia de la vivienda consiste en generar un contenedor, cuyo interior está presidido por la chimenea, el hogar, y en el que los principales espacios se abren a través de agua, reflejo de la luz, al exterior. Por el gran hueco a sur, separado por una piscina larga y estrecha para nadar, cuatro robles centenarios se recortan en el cielo soriano. A través de un porche que atraviesa todo el volumen, se accede a un espacio que funciona de garaje y de vestíbulo. A continuación un gran espacio contiene los usos de salón, comedor y cocina, con chimenea, y que queda a doble altura. La planta baja se completa con el dormitorio principal, baños y galería-vestidor. La planta alta contiene la biblioteca, y dos dormitorios baño. La cascara de hormigón dura y fría protege un interior cálido, sereno y luminoso.

Un lugar para vivir abierto a la naturaleza. Investigación en el espacio doméstico, aproximación al habitar en un entorno natural, sin más pretensión que el confort de la casa, la precisión de la luz y el agua. Que el sol entre y caliente la estancia por las mañanas de los fríos pero soleados inviernos sorianos. Que el agua de la alberca, piscina que en invierno se convierte en espejo de hielo y en verano es una calle para nadar refleje la luz de su movimiento en el techo interior.

Arquitectura sin más pretensión de construir sencillamente con eficacia y coherencia. Aprovechar la cascara de hormigón para permitir una luz de veinte metros en la fachada sur. Y dejar que el hormigón envejezca y se haga del color de las rocas del entorno. Optimizar las condiciones del lugar y responder a ellas con sensatez. Frente al frío, 20 centímetros de aislamiento térmico. En el centro de la casa una chimenea central payla que calienta el aire y el agua de un serpentín que la rodea y la almacena en un deposito térmico. Un espacio entre el dentro y el fuera para llegar y dejar el coche. Una cubierta inclinada para evacuar las nieves. Los menos huecos posibles. Poco más, nada más, los robles en el jardín ya estaban y nos indicaron dónde y cómo nos habíamos de colocar.